Welcome

El Real Madriz (con Z) que sigue en pie ante el coronavirus

El humilde club nicaragüense lucha por la permanencia en la única liga, junto con la bielorrusa, que vive de espaldas a la enfermedad.

Hay un Real que se escribe con la Z más castiza de Madriz. Un Real, en la remota ciudad nigaragüense de Somoto, que sobrevive sobre la hierba al terremoto planetario del coronavirus. Un Real donde, pese a las penurias, pervive el orgullo de un sentimiento. «En cuidados intensivos, pero ¡vive el Real Madriz!», proclama Ramón Mendoza, historiador y leyenda viva de este humilde club, a 8.500 kilómetros del Bernabéu, que se escribe con la Z de Zizou.

«Nuestro mejor futbolista cobra 350 dólares al mes y la partida anual en salarios asciende a 20.000 dólares», admite Adrián Díaz, miembro de la junta directiva, en conversación con EL MUNDO. Somoto, a unos 10 minutos en coche de la frontera con Honduras, es una ciudad de apenas 35.000 habitantes, la más futbolera de la provincia de Madriz.

La aclaración geográfica, más que pertinente, llega en la voz de Camilo Velásquez, uno de los periodistas deportivos con mayor prestigio en Nicaragua. «El club nació en 1996 bajo la denominación de Madriz FC, pero al poco tiempo se le añadió el Real para rendir tributo al gran campeón de Europa. Sin embargo, siempre fue un club muy modesto, que durante muchos años vivió literalmente de lo que le daba el pueblo», añade Velásquez, con la memoria aún fresca sobre aquellas rifas de ropa y donaciones de electrodomésticos que impulsaron al Madriz en sus albores. Ese carácter popular resulta esencial para entender la idiosincrasia del club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *